21 mar. 2015

En una misma semana Mérida gana un estatuto y pierde el WPT

Ambas cosas traían cosas buenas a la ciudad, según algunos. Las dos eran una mala decisión, para otros. Lo que está claro es que nunca llueve a gusto de todos.

Con respecto a la ley que ha sido aprobado por unanimidad en la Asamblea de Extremadura este pasado jueves, en una sesión plenaria que sin duda ha sido larga y con varias aprobaciones legislativas, entre ellas la primera ley que reconoce y garantiza la libertad sexual, se llegaba al fin el tan ansiado y reivindicado Estatuto de Capitalidad a Mérida. Una gran noticia no sólo para los emeritenses, sino para el resto de extremeños y los visitantes de la capital. Mérida, capital desde 1983.


Y ateniendo a la gran controversia del World Padel Tour. Comenzó con pequeños comentarios en redes sociales, con foto montajes del anfiteatro como si fuese el día del evento, con la estructura del evento montada en el monumento. No se da mucha información sobre cómo va a montarse la pista de pádel ni el graderío.

Después la cosa empieza a “animarse” y se traslada todo a change.org, varias son las cartas que se escriben en la web pidiendo la no celebración en el Anfiteatro. Nunca se opuso al evento, si a la ubicación. La administración erróneamente manda a los medios de comunicación via nota de prensa que el graderío sería permanente. Parte de la ciudadanía no conoce aun los informes del Consorcio de la Ciudad Monumental en los que se apoyan los argumentos del si al evento por parte de los políticos.

Change.org llega a casi doscientas mil firmas. Esto significa que la polémica ha traspasado las fronteras de Emérita Augusta, que ronda los cincuenta y ocho mil habitantes.

Los patrocinadores del WPT, como entiendo cualquier empresa que deja su capital en subvencionar un evento deportivo internacional, no quieren verse envueltos en tal remolino de “sies” y “noes” y tratándose de un monumento romano protegido por la UNESCO, desde 1993, perderían más que ganarían. Las presiones a uno de ellos a través de las red social Twitter ha sido total por parte de muchos usuarios, a los que la marca estuvo respondiendo (en modo copy-paste) y sacando la punta del hilo de lo que se convertiría en la suspensión en menos de 24h.

@PhilipsSpain en Twitter manifestaba una y otra vez a los diferentes usuarios de la red “El @WorldPadelTour nos confirma que está en conversaciones con la Junta de Extremadura para nuevas localizaciones”. Era el 19 marzo pasadas las 16h.
 
 
Los políticos populares mandan notas a los medios y declaran su apoyo a la celebración. La oposición casi en su totalidad, Podemos no se ha manifestado sobre este tema en ningún momento, pide explicaciones al ejecutivo, en concreto al presidente de la Junta, órgano que confirmo la ubicación y según declaran modificaron para minimizar los posibles daños al monumento.
Estaban previstas concentraciones por el no al evento en el Anfiteatro, un candidato a la alcaldía por el recién nació Extremeños estaba dispuesto a hacer una huelga de hambre si no se cambiaba la ubicación.
 
Entre la espada y la pared. Todo el mundo se manifestaba con opiniones encontrados o con los típicos “no sabe-no contesta”, como es mi caso. Finalmente, a las 18h (en punto) del viernes 20 de marzo, la cuenta @WorldPadelTour publica un comunicado oficial que en cuestión de minutos corre como la pólvora por la red.
 

Usuarios y medios de comunicación hacen temblar al “pájaro azul”

Decepción, alegría. Se lee de todo en la red. Tras la confirmación oficial por parte de la organización, y en un primer momento, el Gobierno regional declina valorar el anuncio. Horas después, y en declaraciones a Europa Press, lamentaba la supresión de la prueba, recordando que el evento "tenía visto bueno de la parte técnica" para salvaguardar el patrimonio. Proyecto que hasta hoy sábado 21 de marzo no se han empezado ver en las redes.
 

¿Tarde? Definitivamente, si

Falta de transparencia, comunicados anticipados, declaraciones favorables a la prueba en el Anfiteatro, declaraciones contradictorias sobre si se cuenta con la confirmación del Consorcio o no, el revuelto ocasionado en la red con la campaña de change.org alcanzando el apoyo de 196.316 firmas, en fin, un circo. Con un cúmulo de circunstancias, vuela de la ciudad el evento.
 
 
El Ejecutivo confirma que la prueba no se trasladará a ninguna otra ciudad extremeña. Adiós a WPT, un sueño para el gobierno y parte de la ciudadanía, una pesadilla para el resto.
 

¿Fin? Con algo politizado, nunca

Hoy despierto con nota del alcalde y con una nueva campaña en Change.
Acedo lo lamenta igual que su homónimo en la región, pero va más allá y sabe quién es el responsable. Culpa la decisión de los patrocinadores "a las presiones del PSOE y la izquierda radical" de la ciudad. Dice que es una "desgracia" para la ciudad que va a dejar de recibir "casi dos millones de euros" de ingresos debido al "enorme impacto económico y proyección internacional" que tiene esta prueba.
 
Change.org duerme con algo que a modo de “y yo más”, ya me cansan como ciudadana. Ya se está moviendo por las redes sociales la nueva acción en mencionada web, ahora se está a la búsqueda de apoyos para la celebración de la prueba en el Anfiteatro Romano.
Yo me siento un poco rara, no sé qué pensar. Nos sé si me parece bien o mal el uso del Anfiteatro. En distintas ocasiones se hacen eventos, representaciones, y demás actividades en entornos monumentales. Cuestionables las decisiones y los usos siempre que se trate de un posible daño al monumento. En esta ocasión, pienso que han hecho las cosas al revés, se ha publicitado el evento sin haber explicado los procesos de decisiones y acuerdos antes. Bien explicadas las cosas, pueden gustar más o menos, pero con los permisos, autorizaciones, visto bueno de expertos en la materia, etc., quizás se podría haber amoldado Mérida al WPT.
Saquen sus conclusiones.