22 nov. 2011

Cambios

Es una realidad.
Cambio de vida. Cambio de ciudad. Cambio de club.


Está claro, la vida da muchas vueltas y la mía al final ha acabado en Plasencia.
Ahora vivo junto a mi pareja en un pequeño pisito en el centro de la ciudad placentina. Buscando curro, ganando dinero de donde se puede, pero bueno, poco a poco como me dice ella.
Y como no, en mi vida entró hace tiempo un nuevo deporte, el rugby, el cual no he querido sacar. Por ello he tenido que decidir el cambiar de equipo: dejo a las gladiadoras de Mérida por las irlandesas del Valle del Jerte Rugby Club.

Grandes personas, grandes deportistas y grandes compañeras tanto dentro como fuera del terreno de juego.

Me han recibido con los brazos abiertos y espero serles de gran ayuda. =D

Gracias, chicas.