18 mar. 2010

"Caso Kárate", Islas Canarias

Un total de 55 víctimas han presentado declaración ante el Juez, de estas 17 son menores de edad.

El juez del Juzgado de Instrucción número 7 de la capital grancanaria, Miguel Ángel Parramón, ha dictado hoy un auto en el que levanta el secreto sumarial de las diligencias previas relacionadas con el 'Caso Kárate', sobre presuntos delitos de abusos sexuales a menores y corrupción de menores contra varios monitores del gimnasio de artes marciales Torres Baena de Las Palmas de Gran Canaria.

Las referidas diligencias se incoaron el pasado 30 de enero de 2010 por el citado juzgado, en virtud de atestado policial incoado en fecha 29 de enero de 2010 por el Grupo de Servicio de Atención a la Familia de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Las Palmas, según informó hoy en un comunicado el Tribunal Superior de Justicia de Canarias.

En las referidas diligencias previas han pasado a disposición judicial como detenidos el pasado 5 de febrero de 2010 cinco personas: tres varones y dos mujeres. Tres de los imputados --en concreto el varón F.T.B. y las dos mujeres M.J.G.P. e I.G.H.-- han ingresado en prisión provisional, comunicada y sin fianza por auto de fecha 8 de febrero de 2010, previa comparecencia, en la que el Ministerio Fiscal interesó la misma, por los presuntos delitos de abusos sexuales continuado a menores y corrupción de menores.

Los otros dos detenidos quedaron en libertad sin fianza y con obligación 'apud acta' de comparecer ante el juzgado.

Durante la tramitación de la causa se han practicado diversas diligencias de entrada y registro en los domicilios de algunos de los imputados y en el gimnasio referido. En fecha 12 de marzo de 2010 ha declarado como imputada no detenida otra mujer, y, hasta la fecha, han sido oídos además en declaración como presuntas víctimas 55 personas, de las cuales 17 son menores de edad (de entre 13 y 17 años) y el resto mayores de edad.

europapress.es


Me parece increbile y asqueroso, y hablo desde mi punto de vista como kárateka, que monitores de este milenario arte marcial se aprovechen de menores de esta manera tan sucia y vil.

Triste, no tengo mñas palabras que: TRISTE!