14 ene. 2010

Nada

Ya no quiero nada,
sólo el humo de un cigarro me hace renacer.

Mis cenizas están rotas
como esparcidas por el aire.

Aire, viento, polvo, cenizas, vida

No quiero resignarme,
pero no puedo sentirme mejor.

El sol me pega en la cara
y el viento me revuelve el pelo.

Camino sin rumbo,
con las piernas voy marcando mi camino.

No tengo nada,
no tengo a nadie.

Nunca sabrán quién fui,
nunca sabrán qué hice,
nunca sabrán cómo fui,
nunca sabrán a quién ame...
si es que ame.

Mayma