11 ago. 2010

4710


Todo lo que puede salir de mi boca es un gran suspiro al ver tu rostro. Sólo con mirarte mi corazón se queda más pillado por ti, sólo con saber que te tengo a mi lado mi cuerpo se estremece de placer y felicidad.

Si no fuera por tu presencia estaría donde tu sabes y sin remedio alguno. Por fortuna eso no es así y poco a poco vas sacandome de ese pozo sin fondo en el que he estado metida y perdida durante muchos meses. Al fin todo cambio y fue gracias a ti, princesa.

Sin más, me sobrán las palabras y a la vez se me llena la boca de palabras bonitas, todas de ti, todas por ti, todas para ti.

TE QUIERO.